lunes, 14 de abril de 2014

Metro Callao.

Metro Callao.
Salgo de aquel metro con una sonrisa sabiendo que en unos minutos iba a conocer a la persona mas preciosa del mundo. Mientras bajaba, veía a lo lejos Sol, sabiendo que estabas allí, esperándome para darme un abrazo. Me miraba en cada reflejo de cada tienda por si no estaba lo suficientemente guapo para ti, intentaba que todo fuera perfecto y que la primera impresión fuera una sonrisa en tu cara.
Entonces te vi a lo lejos con la mirada perdida, parecía como si estuvieras buscando algo y sentía curiosidad por saber el qué, pero me quedé pasmado mirándote a lo lejos, quieto, en mitad de toda esa gente. Sin más. Me acerqué con la intención de darte un abrazo por detrás, pero mientras me acercaba sigilosamente te diste la vuelta, me miraste y con una sonrisa te abalanzaste sobre mi abrazándome con fuerza. Inconscientemente miraste hacia abajo y pronto me di cuenta que era lo que estabas buscando: A mí.




1 comentario:

Georgiana Tivlica dijo...

Era el mejor día de mi vida, con muchos nervios, tantos nervios que no estaba quieta, veía tanta gente alrededor pero tú no estabas, y llamaste y pensé: Está cerca..
De repente ese hombre se me acercó y no sabía qué hacer para que se fuera antes y no vieras que él estaba a mi lado, pasaron unos minutos más y no paraba de mirarme en la pantalla del móvil y ver si estaba bien, necesitaba estar bien y no tener ningún fallo.
Me dí la vuelta y..y ..te ví. Sin pensarlo salté en tus brazos y grité "amor", con toda la confianza del mundo y fue cuando miré al suelo, porque me había dado cuenta de que te podía haber molestado.
Nunca olvidaré ese día, ni nuestras primeras miradas intercambiadas.
Te amo cariño. Gracias por aparecer en mi vida.