domingo, 23 de marzo de 2014

Un sueño.

Cierro los ojos, te veo ahí en frente y te diriges hacía mí. Por un momento levantas tu cabeza, me miras y ahí es cuando tus hermosos labios dicen mi nombre. Pasan segundos para que cada músculo de mi cuerpo se paralice, me falte el aire, me tiemblen las piernas..Ahí es cuando haré el enorme esfuerzo porque no me falle la voz. Me encanta que estés ahí, en nuestra parada y me llames, es música para mis oídos, nunca es tan bonito mi nombre como en tu boca. De esa boca de la que sólo pido besos, miles, millones, billones de besos por todos los lugares de mi cuerpo. Y ese día quiero un "te quiero", que me digas que lo sientes tanto como yo.

 Quiero fundirme en el abrazo más perfecto, tanto que sienta que se quema mi cuerpo. 
Quiero quemarme contigo.

Tenerte ahí delante diciendo que por fin me quieres, que después de todo sí soy el amor de tu vida. 
Porque quizás tardaste tanto, quizás toda la vida porque yo lo tenía claro cuando ya era un niño.

 Pero no importa, yo te esperé toda mi vida, 
y ahora por fin escucho esa hermosa melodía.

 Sí, la melodía de tus te quiero.. tantos besos, caricias hasta que se acabe mi piel.

Quiero todo eso, quiero tanto contigo que por momentos me olvido del mundo.
Solo quiero quedarme por siempre a tu lado y me digas:

"QUIERO QUE SEAS MÍO".

AG

1 comentario:

YoMaqq dijo...

Esta hermosa tu entrada, me parece fantastico todo lo que transmites con tus palabras (: